En un post anterior hablamos sobre la historia y los hechos de los Espejos Negros, ahora vamos a hablar de cómo realizar los augurios. No hay una técnica precisa que yo les pueda transmitir sobre cómo realizar los augurios y consultar dentro de los espejos negros. Es cuestión de práctica y paciencia, de constancia para llegar al perfeccionamiento. Aquel que continuamente mejore y practique, alcanzará las visiones tan buscadas.

En primer lugar, es importante poseer un lugar apartado y tranquilo donde realizar tus rituales mágicos. En este lugar pondrás tu Espejo Negro. Es bueno dejar la luz apagado o tenue, y encender a los lados del espejo un par de velas negras (no frente a él, para que el reflejo no nos distraiga). Luego, debemos tener bien en claro lo que queremos indagar en el espejo. No se puede, simplemente, “ponerse frente a él a ver qué sale”.

El paso siguiente es realizar una reverencia frente al espejo. Luego, invocaremos a los espíritus con cualquiera de las oraciones que habitualmente utilizamos para esto. Es importante que luego de realizar la visión, repitamos un conjuro de limpieza para espantar cualquier espíritu que quedara suspendido en el ambiente.

Bien, una vez realizada la invocación, nos sentamos en un lugar cómodo, frente a nuestro altar. Siéntese y observe dentro del Espejo Negro. Indague al Universo en él, busque la respuesta y la visión o llame al espíritu guía que le muestre lo que necesitas saber. Deberás sentarte y observar el espejo durante un buen período de tiempo.

Te darás cuenta que comienza a funcionar cuando tu propio reflejo parezca ponerse borroso. En este punto es cuando la visión comenzará a tomar forma.

IMPORTANTISIMO: no debemos distraernos en este momento, o todo el trabajo quedará perdido. Debemos dejar flotar nuestra mente en la visión.

Seguramente, los principiantes no lograrán ver nada o su visión será fugaz e imprecisa. Probablemente se aburran y renuncien. No son estas las costumbres de los magos. Para tener auténticas visiones es necesario mucha paciencia.

Probablemente, al principio solo tengas un vistazo de una cara poco familiar, o un lugar desconocido. Algunas personas verán mayores cosas, otras ninguna. Muchas personas simplemente dirán que no funciona, porque no lograron ver nada, y eso es por la impaciencia y la falta de concentración. Lo que veas, es lo que tu mente te permita ver.

Es todo lo que puedo decir sobre el asunto.

Amira Asmodea