Este es un hechizo que se realiza si queremos que una persona nos bese. Es efectivo, pero como siempre digo debe ser utilizado con precaución.

Instrucciones:

Tomar un lápiz de labios de color rojo y dibujar una boca sobre un papel blanco. Luego, encender una vela roja y quemar el papel mientras rezamos:

“Bésame pronto cuando nos encontremos,

Bésame (decir el nombre), sedúceme con tus labios,

Y di que me extrañas.”

Sobre todo, no olvide visualizar a la persona que quiere besar. Este es un hechizo que me sirvió con un hombre hace muchos años, con un hombre que ni siquiera me miraba y un tiempo después, se acercó a mí y, tomándome de la cintura, me besó. Yo le pregunté, de manera inocente, porqué lo había hecho, y sólo respondió que “no podía evitarlo”. Fue uno de mis primeros hechizos de juventud y, gracias a él me interesé mucho más en la brujería.